Restaurant Antaviana de Figueres, Girona

Somos Carlos y Rosina, reciclados de otras profesiones, interiorista y bióloga respectivamente. Como el que no quiere la cosa, ya hace 27 años que uno en la sala (Carlos), y la otra en la cocina (Rosina), y gracias a los magníficos productos que encontramos en nuestro territorio ofrecemos una cocina lo más sana, limpia y justa posible, siguiendo nuestros principios, que son los de Slow Food.

Restaurante Antaviana de Figueres Empezamos el año 1988, Antaviana 1.0, en un local minúsculo en la calle Llers, donde teníamos 3 mesas de 4 comensales, y una barra para 4 o 5 personas, detrás de la que cocinábamos en un hornillo eléctrico. En estas condiciones, nuestra oferta era muy limitada: tostadas con patés, quesos o embutidos, alguna sopa, ensalada o pasta, y alguna carne o pescado a la plancha.

En 1990 pudimos alquilar el nº7 de la C. Llers, y comunicarlo con el que teníamos, y nació Antaviana 2.0, con un comedor para 22 comensales, una cocina pequeña pero independiente, y el local inicial funcionando con un bar. Hasta el año 2000, estuvimos haciendo una oferta bastante sencilla, con un menú diario casero. A partir de 2000, comenzamos a asistir cada año en congresos de gastronomía en el País Vasco, en Foros Gastronómicos, y empezamos a adentrarnos en una cocina más elaborada, aplicando técnicas de vanguardia, pero siempre con la máxima de trabajar con los mejores productos, y con el máximo respeto para ellos, y el bar pasó a ser un office.

En 2010, para hacer frente a la crisis, pensamos en reabrir el bar para ampliar la oferta con tapas y vinos a copas, pero unas simpáticas termitas se habían encargado de dejar el espacio a punto de ruina. Tuvimos que derribar todo el edificio de Llers 5, manteniendo únicamente la fachada.

Y ya fuimos al Antaviana 3.0, con una cocina nueva más grande y una barra para 9 personas donde se montan bastantes tertulias en la planta baja, y un comedor para 24 personas en la planta piso, muy luminoso gracias a la su magnífica cubierta piramidal de madera con ventanas cenitales.

El antiguo comedor se mantiene para grupos y comidas privados.

 

Galería de Fotos